CongresoDestacadas

Ni con el retraso en la sesión, Morena pudo conseguir la mayoría

Esta vez ganaron los votos nulos

Morelia, Michoacán.- Finalmente y luego de más de 70 horas, pudo reiniciar la sesión extraordinaria en la que se definiría al presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Ni el tiempo que ganaron los de la bancada de Morena para tratar de amarrar el acuerdo, les sirvió para la elección, ya que el tema se regresó a comisiones unidas y es que la mayoría de los votos fueron nulos.

De esta manera y con la impresión de una cédula única en la que se incluyeron los nombres de los tres finalistas determinados por las comisiones de Derechos Humanos y Justicia, se contabilizaron 19 votos nulos; 15 para Elvia Higuera; 3 para Marco Tinoco y 1 para Luis Ventura. Lo que implica que se tendrá que elegir una nueva terna para ser votada en el pleno.

Previo a la repartición de las boletas, que estuvo a cargo del petista Baltasar Gaona, el coordinador de los legisladores del PRI, Eduardo Orihuela Estefan, manifestó que deben ser totalmente apegados con la legalidad, así que sería un mal precedente repetir una votación que ya se había dado y que bajo ninguna circunstancia afectaría el resultado ya que nadie obtuvo la mayoría calificada.

Dejó en claro que no existe ninguna animadversión contra alguno de los aspirantes, pero sí habría que cumplir con las leyes y evitar una tercera ronda de votación, ya que en ningún lugar está establecido que se hiciera de esa manera.

Erik Juárez Blanquet, de la Representación, agregó que sería inconstitucional una tercera votación y afirmó que la posición de presidente de la mesa directiva le ha quedado muy grande a Antonio Madriz. Exigió que se leyera el artículo donde se estipule que se podría llevar a cabo una tercera ronda de votación.

En ese sentido, Miriam Tinoco, de la propia Representación, se sumó a lo solicitado por Juárez Blanquet y ratificó que el legislativo de Michoacán no debería permitir un acto inconstitucional.

Foto: Ismael Díaz

Javier Paredes solicitó que el presidente de la mesa dijera públicamente si apreció que él fue quien inyectó la urna en la sesión que inició el domingo, porque debido a eso ha sido víctima de amenazas y ataques en las redes sociales, pero Antonio Madriz no contestó.

También hubo quienes defendieron la postura de Madriz, se decretar un receso por cinco minutos y que se convirtió en uno de más de 70 horas y de repetir la votación, como Alfredo Ramírez, Cristina Portillo, Baltasar Gaona y Fermín Berabé, quien incluso pidió un nuevo receso.

El panista Antonio Salas, fue enfático en que él votaría de acuerdo con sus principios y la ideología de su partido, es decir, a favor de la vida, dijo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba